Permesilo Krea Komunaĵo

Serĉilo


La traductora más precoz

2010-10-21

Esperante

En 1910 se publicó en Estados Unidos una versión en esperanto de las populares rimas infantiles Mother Goose bajo el título Patrino Anserino. Fue un hecho notable, porque la lengua internacional era una novedad en Estados Unidos. Más notable sin duda era la edad de «la traductora», pues Winifred Sackville Stoner Jr tenía sólo seis años.

PIE

Patrino Anserino

Winifred era lo que la prensa de la época consideró una niña prodigio. O tal vez el producto de un experimento llevado a cabo por su madre. Winifred Sackville se había casado en 1900 con James Buchanan Stoner en Buffalo (Nueva York). Dos años después nació en Evansville (Indiana) la primera hija del matrimonio, a la que también bautizaron con el nombre de Winifred. La madre se consagró a la educación de su hija, de quien todos contaban maravillas. Un artículo del New York Times incluso ofrecía una cronología de sus progresos: al año, caminaba y recitaba Crossing the Bar de Tennyson; a los dos, leía en inglés y hablaba francés; a los tres, sabía escribir a máquina y empezó a escribir poemas; a los cinco, ya hablaba esperanto y viajaba con su madre por las distintas asambleas Chautauqua de Estados Unidos defendiendo el idioma de Zamenhof... Cuando a los ocho publicó Patrino Anserino ya hablaba ocho idiomas y tenía grandes conocimientos de historia, latín, literatura, fisiología y retórica, y por supuesto, sin haber pisado jamás una escuela.

PIE

PIEFOTO

Al margen de las posibles cualidades innatas de Winifred, la responsable de todo ello era la otra Winifred, su madre. La acostaba leyéndole la Eneida. Decía que su hija se adormilaba escuchando a Virgilio, pero al mismo tiempo «captaba cierta idea del ritmo»; hasta el punto de que ella atribuía la facilidad para hacer rimas de «métrica respetable» de la que su hija hizo gala desde su más tierna edad al hecho de que hubiera escuchado a Virgilio en la cuna.

Por supuesto, Winifred se oponía a Roosevelt y a quienes como él defendían las familias numerosas. («La mujer pobre que cuida una gran familia ha respondido al animal que hay en la raza humana sin ser capaz de criar a sus hijos de un modo que augure felicidad.»)

A los nueve años, Winifred Jr aprobó los exámenes de acceso a la Universidad de Stanford. En 1914, su madre publicó en la editorial de Indianápolis Bobbs-Merrill Natural Education, una obra con ciertas reminiscencias al Émile de Rousseau en la que exponía sus opiniones sobre la «educación natural», basada en una estimulación cultural precoz. Dos años más tarde publicaría una obra concebida para facilitar una aplicación práctica de su método, el Manual of Natural Education.

PIE

PIEFOTO

En este manual, concebido para ser usado en combinación con los Facts in Jingles (una serie de rimas infantiles de carácter educativo escritas por su hija y publicadas en la misma editorial el año anterior), Winifred (madre) incluía una lista exhaustiva de la composición de una biblioteca ideal. Ésta debía contar con obras para desarrollar la imaginación y herramientas para aprender esperanto (The American Esperanto Book de Baker, The Esperanto Grammar de Kellerman-Reed, The Esperanto Teacher de Fryer, el Unua Legolibro, El Universala Vortaro o Patrino Anserino de su propia hija).

Todo un capítulo, el quince, estaba consagrado al estudio del esperanto. Pese a los años transcurridos, algunas de las tesis del texto no han perdido su vigencia. Winifred abogaba por la enseñanza del esperanto como segundo idioma a una época muy temprana y como base para enseñar luego francés, español o alemán. De hecho, aseguraba, «no sería necesario enseñar a un niño más que su idioma materno y el esperanto si lográramos convencer a todos los padres de otros países de que enseñen a sus hijos este idioma además de su lengua materna». Winifred analizaba la necesidad de una lengua internacional, lamentaba la «pesadilla» del volapük, glosaba la sencillez del esperanto y su belleza fundada en que «no es una lengua de Frankenstein, sino que se basa en doscientas de las más aristocráticas raíces», y por último explicaba sus reglas fundamentales mediante el uso de sus clásicos jingles.

All the nouns must end in O,
Akvo (water), banto (bow),
While adjectives all end in A,
Bona patro (Good papa),
And adverbs end in letter E,
Rapide (in a rapid way).
Soon I'll teach the vowels to you,
Saying, "Pa, may we go, too ?"
And the diphthongs, au, aj, oj,
We pronounce as "Thou, my boy."
Best of all the charming verbs,
They can never wreck our nerves
With exceptions cruel, unkind.
For the same you'll always find
Blessed AS, IS, OS, US, U,
Endings that are ever true.

Winifred en una idea adelantada a su tiempo aseguraba que «intentar enseñar idiomas extranjeros mediante el estudio de la gramática nunca proporciona un buen conocimiento oral de un idioma». El esperanto debía enseñarse «por el método natural o directo».

Durante los años veinte, madre e hija publicaron el Mother Stoner's Bulletin. La madre presentó también varias patentes, entre ellas un envoltorio de lollipop (chupa-chup) que servía de juguete.

PIE

PIEFOTO

Pese a su impecable educación, la vida privada de Winifred Jr no fue muy feliz. A los 19 años se casó con un conde francés que supuestamente murió en accidente un año más tarde. Sin embargo, en 1939 el hombre reapareció vivito y coleando y se descubrió que el conde francés era en realidad un delincuente. En 1931 la madre de Winifred falleció víctima de una nefritis. Winifred volvió a casarse ese mismo año (era oficialmente viuda), esta vez con E. W. Harrison, pero se divorció en 1933. Desde entonces hasta su fallecimiento (Las Vegas, 1983), poco más se supo de Winifred Sackville Stoner, Jr., la niña que había captado el interés de educadores, periodistas y opinión pública antes de cumplir su mayoría de edad.

Tal vez algo falló en la educación que su madre le había dado («me acostaba con ella a las seis en punto cuando le entraba sueño; me levantaba cuando ella se despertaba; jugaba cuando ella jugaba»), tal vez no era tan sencillo como Winifred lo expresó en su libro Natural education:

Nosotras las madres somos las alfareras y nuestros hijos, la arcilla.

Serĉu en tiu ĉi retejo

© Javier Guerrero, 2009-2019