Permesilo Krea Komunaĵo

Serĉilo


El esperanto, otra vez en vanguardia

2009-12-21

La Vanguardia vuelve a referirse hoy al esperanto. En esta ocasión se trata de un artículo de Magí Camps titulado «Felicxan Kristnaskon». Poner el enlace al artículo es el único motivo de esta entrada, pero, ya que hablaba ayer de las ĉapelitaj literoj, cabe señalar que el periodista (o el diario) ha utilizado el X-sistemo para desearnos sin uso de signos diacríticos Feliĉan Kristnaskon (feliz Navidad). De modo que el título tampoco es tan difícil de leer, suena exactamente «felichan kristnaskon». Así es como se ve la parte superior de la página web en mi navegador Safari:

PIE

Y así es como se ve utilizando el complemento (add-on) de Firefox Ĉapelisto al que me refería ayer.

PIE

Y ya que el periodista se refiere a la formación de palabras mediante sufijos, analizaremos brevemente el título. Está formado por dos palabras, un sustantivo Kristnasko (Navidad) y un adjetivo Feliĉa (feliz). Las categorías gramaticales son fáciles de detectar pues todos los sustantivos terminan en -o y todos los adjetivos terminan en -a. La palabra Kristnasko está formada por dos raíces Kristo (Cristo) y nasko (nacimiento). Unidas forman Kristnasko (Navidad). Y, como bien dice el autor del artículo, una misma raíz puede formar infinidad de palabras naski (parir), naskiĝi (nacer), naskantino (parturienta), naskema (fecunda), y si se recurre a la unión de raíces podemos obtener muchas más: naskiĝtago (fecha de nacimiento), frunaskito (prematuro), novnaskito (recién nacido), unuanaskito (primogénito), Renaskiĝo (Renacimiento), etcétera.

¿Y por qué las dos palabras terminan en -n? Bueno, no todo puede ser tan sencillo. Terminan en -n porque están declinadas en acusativo. (Es el único caso que se declina, no es tan complicado y es una complicación necesaria.) La frase implícita es «os/les/te deseo feliz Navidad» y la -n en adjetivo y nombre (deben concordar) indica que se trata de un complemento directo.

Por cierto, el autor del complemento de Firefox es un esperantista sevillano llamado Eduardo Iriarte, así que, parafraseando un famoso anuncio de telefonía de hace unos años: Hola, gracias Edu, feliz Navidad.

Actualizado: 9-11-2019

Serĉu en tiu ĉi retejo

© Javier Guerrero, 2009-2019