Permesilo Krea Komunaĵo

Serĉilo


Alicio en Esperantujo

2010-04-16

Hoy se estrena en España la particular versión cinematográfica de Tim Burton de una de las obras más influyentes y traducidas de la literatura universal, Alicia en el país de las maravillas.

Fotograma de la <em>Alicia</em> de Tim Burton

Fotograma de la Alicia de Tim Burton

En el verano de 1862, el diácono de la Iglesia anglicana Charles L. Dodgson emprendió un paseo en barca por el Támesis en compañía del reverendo Robinson Duckworth y tres hijas del director de la Westminster School, Henry Liddell. Las tres hermanas eran Lorina Charlotte, Alice y Edith, de trece, diez y ocho años respectivamente. Durante la excursión, Dodgson contó a las tres hermanas una serie de aventuras que le ocurrían al personaje de una niña a la que llamó Alice.

Alice Liddell

Alice Liddell

A la pequeña Alice Liddell le gustó tanto el extravagante relato que insistió a Dodgson para que lo escribiera. El diácono terminó cediendo a los ruegos, preparó una edición manuscrita e ilustrada titulada Alice's Adventures under Ground y se la regaló a Alice Liddell en noviembre de 1864.

Última página de la edición manuscrita

Última página de la edición manuscrita

Al año siguiente, la editorial Macmillan publicó la primera edición de Alice in Wonderland, que Dodgson firmó con el seudónimo de Lewis Carroll. A John Tenniel, autor de las cuarenta y dos ilustraciones de la obra, no le gustó el resultado impreso, por lo que esa primera edición sólo se vendió en Estados Unidos. Corregidos los problemas de impresión, el libro (cargado de alusiones a la clase política británica de la época) cosechó un gran éxito en Inglaterra y pronto empezó a traducirse a numerosas lenguas.

Según explica López Guix en su artículo «Alicia en el país de la traducción» (Vasos Comunicantes, 27 [2003], 37-50), hubo dos oleadas de traducciones de la obra de Carroll. La primera, alentada y seguida de cerca por el propio Carroll, dio como resultado versiones en alemán (1869), francés (1869), sueco (1870), italiano (1872), danés (1875), neerlandés (parcial en 1875) y ruso (1879).

Una de las ilustraciones de Tenniel

Una de las ilustraciones de Tenniel

Se produjo después un largo paréntesis en las traducciones, que se quebró finalizada la Primera Guerra Mundial con una segunda oleada de nuevas ediciones. En esa segunda oleada se enmarca la llegada de Alicia a España de la mano de Josep Carner. El poeta catalán tradujo la obra de Carroll como Alícia en terra de meravelles en una obra que publicó Mentora en 1927. La primera versión completa en castellano, obra de Juan Gutiérrez Gili, se publicó meses después.

Sin embargo, en ese largo paréntesis se había publicado la primera edición de Alicia en esperanto. En 1910, la Brita Esperanto-Asocio, fundada en 1904, presentó la traducción de E. L. Kearney (1856-1913) con el título La aventuroj de Alicio en Mirlando.

Primera edición en esperanto (1910)

Primera edición en esperanto (1910)

Como afirma Kearney en el interesante prólogo, para entonces la edición inglesa ya había vendido más de seiscientos mil ejemplares, a los que había que sumar varios miles en las ediciones alemana, francesa e italiana. Kearney recalca en ese mismo prólogo que no se trata de un libro sólo para niños; una opinión muy diferente a la que todavía imperaba en España medio siglo más tarde y que calificaba Las aventuras de Alicia en el país de las maravillas y A través del espejo como «muy recomendables para niñas de 7 años en adelante».(1) Coincido plenamente con Kearney en que el interés del libro crece al crecer el lector y en que con cada nueva lectura se comprende mejor la «extraña» trama.

Respecto al interés de la obra en relación con el esperanto, Kearney concluye su prólogo de este modo:

Esta edición contiene más de cincuenta ilustraciones [en realidad sólo diez ilustraciones de Brinsley Le Fanu] y cuesta sólo tres peniques (12,5 sd [es decir, spesdekoj]). Así pues, comparando la traducción con el original, los esperantistas no ingleses podrán a un precio muy económico perfeccionarse en la lengua inglesa; los ingleses no esperantistas podrán aprender con facilidad la lengua común de la humanidad; y todos aquellos que conozcan bien ambas lenguas, podrán con suma facilidad plantear sus críticas y quejarse de los errores de
El Traductor

Y ésta es la versión de Kearney de la famosa Mock Turtle Soup:

Supo alloga de verda kolor'
Preta je la sepa hor'!
De la vespero la ĉefa glor'!
Supo vespera, bela vi Sup'!
Supo vespera, bela vi Sup'!
Su-upo ve-espera, Su-upo ve-espera
Bela, ho bela vi Sup'!
Ho, bela Supo! pli bona ol truf',
Ol supo el bovida huf'!
Ĉion fordonus mi por suf—
—iĉe da vi, ho bela vi Sup'!
—iĉe da vi, ho, bela vi Sup'!
Su-upo ve-espera, Su-upo ve-espera!
Bela, ho bela vi Sup'!
—VI SUP'!

Edición de 2004

Edición de 2004

En 2009, Evertype recuperó la traducción de Kearney en una segunda edición en la cual las ilustraciones clásicas de John Tenniel sustituían a las de Brinsley Le Fanu. Entretanto, en 1996, había aparecido en Bookleaf Publishing una nueva traducción al esperanto del estadounidense Donald Broadribb con el título de Alico en Mirlando. La misma traducción fue reeditada en 1999 por Sezonoj con las ilustraciones de John Tenniel y de nuevo por la misma editorial rusa en 2004. Ésta es la versión de Broadribb de la Mock Turtle Soup.

Verda kaj riĉa Supo bela
Atendas ĝi en ujo hela!
Ĝin trinkus ĝoje eĉ la lupo!
Sup' de l' vespero, bela Supo!
Sup' de l' vespero, bela Supo!

Be—la Su—po!
Be—la Su—po!
Su—up' de l' ves—pe—ro,
Bela, bela Supo!v Bela kaj varma! Vi tre dolus
Se vi alian manĝon volus.
Kiu ne donus ĉion por du
pencoj nur da Bela Sup'?
Pencoj nur da Bela Sup'?

Be-la Su-po!
Be-la Su-po!
Su-up' de l' ves-pe-ro,
Bela, bela SUPO!



Notas:

(1) A. Garmendía de Otaola: Lecturas buenas y malas a la luz del dogma y la moral, Bilbao, 1961, 3a ed. Citado por J. G. López Guix: «Alicia en el país de la traducción», Vasos Comunicantes, 27 (2003), 37-50.

Actualizado: 2019-11-16

Serĉu en tiu ĉi retejo

© Javier Guerrero, 2009-2019